Mittwoch, 31. August 2011

A 30 años de Lacan, ¿una escuela en Berlin ?


Tiepolo, Giovanni Battista (1696-1770) „ El suplicio de Santa Ágata – Gemaeldegalerie, Berlin

Berlín no es Buenos Aires, ni Paris, ni Barcelona. No presenta esa “gala del inconsciente”. Es una lástima, porque en definitiva el psicoanálisis fue inventado en alemán, y en esa tradición alemana, Berlín ocupó un lugar preponderante en la historia del psicoanálisis. Freud recaló aquí en el camino de regreso a Austria tras su paso por la Salpetriere. Luego siguieron Abraham, Eitington y Adler creando institutos que aún hoy existen.

Sin duda lo real subyacente al exilio de Freud y la II Guerra, no fueron sin consecuencias para el psicoanálisis en alemán que quedó sujeto a la formación dispensada por la IPA -International Psychoanalytical Association. Y en este punto el psicoanálisis alemán comenzó a quedar distanciado del nuevo impulso que al psicoanálisis le dieron las lenguas románicas a partir de Lacan. Tampoco la presencia del argentino Oscar Masotta en Alemania logró reactivar el entusiasmo.
En Berlín no hay un "furor analítico" como en Bs.As., si alguien va a terapia lo mantiene en reserva con cierta vergüenza.
Y muy importante: los tratamientos "psi", incluídos los psicoanalíticos son costeados por los sistemas estatales o privados de salud. El paciente no paga (en forma directa), paga el Otro con obvias consecuencias en nuestra práctica. Esto hace que los jóvenes psicoanalistas busquen formarse en aquellas instituciones de la IPA que otorgan los únicos diplomas oficiales reconocidos por los sistemas de salud.
Respecto de la enseñanza de Lacan en Berlín: parece menos aplicada como instrumento clínico que como una especie de “moda intelectual hard-core”, casi al borde de la filosofía. En Berlín existen cuatro ó cinco grupos que se proponen como lacanianos aunque relacionados con el denominado “Campo Lacaniano” en abierta contraposición al “Campo Freudiano”.
Esta transmisión en nombre de Lacan, se hace de una manera parcial, sesgada, especialmente en referencia a la escuela y el procedimiento del pase.
En mi opinión prevalece allí una idea ontológica del inconsciente antes que ética, la función "deseo del analista" encuentra un sordo eco en analistas que tienen muy arraigada la técnica de la contratransferencia aplicada a comprender las regresiones del paciente. Buen momento para recordar que Lacan en “Posición del Inconsciente” cita el cuadro de Giovanni Tiepolo (en Berlín) al ejemplificar, con el suplicio de Santa Ágata , como el destete es resignificado por el significante desde la castración.
Ya no hablemos de las aplicaciones clínicas de los nudos o de los discursos. Ni siquiera las brillantes aportaciones de Lacan al tratamiento de las psicosis parecen haber tenido mayor difusión en Alemania y que continúan siendo muy medicalizadas antes que tratadas por la palabra.
En cuanto a las traducciones de las obras de Lacan: Se han traducido los Escritos, en tres tomos aunque llamativamente incompletos, faltan títulos como Variantes de la cura tipo, Juventud de Gide, En memoria de Ernest Jones, El Psicoanálisis y su enseñanza (!), Situación del psicoanálisis y formación del psicoanalista en 1956 (!).
Sin embargo las traducciones me parecen de buena calidad.
En relación a los seminarios, se tradujeron el I, II, III, X, XI y el XX.
No hay traducciones de autores post-lacanianos como J.A. Miller, E. Laurent, entre otros.
¿Qué estamos haciendo para revertir esta situación ?
Hemos creado un pequeño espacio para la difusión del psicoanálisis del campo freudiano, el "Platz des psychoanalytischen Diskurs” ( Lugar del discurso psicoanalítico) organizando desde el 2009 distintas actividades, p. ej., un seminario El psicoanálisis hoy recorriendo distintos textos de Freud y Lacan haciendo eje en el texto El Malestar en la Cultura; la edición de un newsletter digital (La otra escena / Ein anderer Schauplatz) de edición bilingüe y dirigido a un mailing de 300 contactos del ámbito diplomático, profesional, artístico y educativo; experiencias de carteles: uno en castellano ( La Carta Robada) y el otro en alemán (Seminario XI).
En el primer semestre del 2011 desarrollamos un curso sobre La Carta Robada y para el próximo semestre está previsto un curso sobre La Dirección de la Cura y el caso Mariyln Monroe.
Digo, cerrando mi aporte al homenaje a Lacan, que es responsabilidad del analista transmitir que el psicoanálisis lacaniano no es sin Escuela.

Kommentare:

  1. Claudio: Te agradezco que nos hagas recordar a través de este escrito cómo el Psicoanálisis ha transitado por Berlin y también permanecido, desde nuestro sabidos maestros Freud y Lacan hasta discípulos tan valiosos que vos nombras. Es verdad que no es hoy el lugar "top" del psicoanálisis, pero lo que se ve muy bien es el deseo decidido de un grupo de analistas de hacer escuela. Eso es lo más valioso, abrir caminos en la transmisión del psicoanálisis. Para los que no sabemos alemán es muy difícil el idioma, yo lo valoro profundamente...como vos decís Freud escribió en Alemán. Los que tienen el don de manejar esa lengua sería importante que hagan las traducciones de los textos que faltan (si Miller lo permite)...adelante Claudio!!!
    saludos
    carolina rovere

    AntwortenLöschen
  2. Apreciada Carolina,

    qué agradable sorpresa encontrar tu comentario, además tan motivador.
    No sé si el alemán es tan difícil, creo que hay algo de mito en eso. En todo caso me parece que tiene una relación más opaca, o quizás menos alegre, con lo real que el castellano. El idioma alemán se hace un nudo consigo mísmo,es decir que es difícil al ñudo..
    Tenés razón con las traducciones, pero además de permisos necesitaremos lectores y de eso nos estamos ocupando :) Un afectuoso saludo. Claudio

    AntwortenLöschen
  3. A pesar de mi falta de formación en Lacan, me gustaría comentar con respecto al idioma alemán, que me resulta curioso, un idioma tan "rebuscado" en su sintaxis (sus idas y venidas podríamos decir): esos infitivos al final, en las "Nebensatz" ambos verbos hacia el final pero el conjugado - que a veces el auxiliar - es el último...en fin...tan "serpenteante" y ellos, los sujetos de ese idioma (¿o sujetados por él?) TAN directos, tan sin tapujos ni miramientos cuando dicen algo...uff, me resulta - cuanto menos - sorprendente. Un abrazo y me encantó tu post

    AntwortenLöschen
  4. Estimada Maga,
    gracias por tu comentario.
    No te preocupes por la "falta de formación" en Lacan, de eso se trata, convivir con la falta:)
    Estas cordialmente bienvenida a nuestros grupos de lectura los sábados.
    Y me gusta tu reflexión a lo Cortazar.
    Un saludo,

    AntwortenLöschen
  5. Claudio, muchas gracias por estos datos, no tenía idea de como era el campo en Berlín, hay mucho trabajo por delante allí. Me interesa recibir el boletín bilingüe...cuál es el procedimiento de suscripción.Saludos,Paola.-

    AntwortenLöschen
  6. Hola Paola,
    gracias por tu post.
    Por favor envíame un e-mail a claudiosteinmeyer@gmail.com
    Un saludo,

    AntwortenLöschen